Salud

SALUD SEXUAL

Buenas tardes compañeras y compañeros:

El tema que se discute en este dictamen es de suma importancia para la educación y la prevención de la salud sexual y reproductiva de los mexicanos, se trata sin duda de un tema al que no se le ha dado la debida importancia y que la reforma que se plantea en este dictamen busca subsanar.

Las enfermedades o infecciones de trasmisión sexual son causadas por más de 30 bacterias, virus y parásitos diferentes, su contagio se suscita primordialmente por contacto sexual; y aunque también pueden propagarse por otros medios; el problema epidemiológico se centra en la transmisión sexual.

Lo anterior se hace más grave dado que, una persona puede padecer una infección de transmisión sexual sin manifestar síntomas.

Cómo lo señalé anteriormente, existen más de 30 agentes patógenos que se transmiten por contacto sexual, y según la Organización Mundial de la Salud (OMS) ocho de ellos, se han vinculado a la máxima incidencia de enfermedades.

Cuatro de esas infecciones son curables: sífilis, gonorrea, clamidiasis y tricomoniasis. Sin embargo, la hepatitis B, el herpes, el VIH y el Virus del Papiloma Humano, son infecciones virales incurables, razón por la cual, la prevención cobra una mayor trascendencia.

Según cifras de la OMS, más de 1 millón de personas contraen diariamente una infección de transmisión sexual. Se estima que, anualmente, unos 500 millones de personas en el mundo contraen clamidiasis, gonorrea, sífilis o tricomoniasis; más de 530 millones de personas son portadoras del virus que provoca el HSV2, conocido comúnmente como herpes genital; y más de 290 millones de mujeres están infectadas con el virus del papiloma humano (VPH), una de las infecciones de transmisión sexual más comunes.

A pesar de que se han realizado esfuerzos loables para promover el uso del condón, la realidad es que éstos se han orientado más hacia el control de la natalidad o la prevención del VIH/Sida; y dado que el imaginario colectivo aún identifica la VIH con grupos de población particulares, creen estar a salvo de dicha enfermedad por lo que no consideran el uso del condón como algo prioritario.

Por otro lado, es importante mencionar que según la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012, el 23 % de las adolescentes manifestaron haber iniciado su actividad sexual y 3.5 % de los jóvenes refirieron haber sido atendidos por infecciones de transmisión sexual; sin embargo, las cifras deben ser superiores ya que la mayoría de los jóvenes evitan hablar sobre el tema.

La prevención de la enfermedades debe tener un lugar preponderante en la política de salud del país, los efectos que estas infecciones pueden causar se han soslayado y a pesar de que la Ley General de Salud hace un énfasis en cuanto a la prevención del VIH/ Sida mediante el uso del condón, y que el artículo 157 Bis, se refiere a la coordinación entre la Secretaría de Salud y los gobiernos de las entidades federativas para su promoción y evitar así el riesgo de contraer la infección del VIH/SIDA; lo cierto es que, la prevención de otras infecciones de transmisión sexual ha pasado a segundo término en el interés de las autoridades y la población.

El decreto que se somete a su consideración busca subsanar esta deficiencia y otorgar una mayor importancia a la prevención de las enfermedades de transmisión sexual.

Lo anterior busca seguir las pautas que al respecto plantea la OMS como son; una educación sexual integral, asesoramiento antes y después de las pruebas de infecciones de transmisión sexual, y sobre todo el asesoramiento sobre prácticas sexuales más seguras que fortalezca la reducción de riesgos, promoviendo el uso de preservativos, ya que es uno de los métodos de protección más eficaces contra estas enfermedades.

Nueva Alianza considera que la atención de la salud, debe enfocarse primordialmente en la prevención, por esta razón votaremos a favor del presente dictamen.

En el caso de las enfermedades de transmisión sexual, el daño causado se puede reducir enormemente con el sólo uso del condón; por lo que consideramos que es imperativo que las campañas de prevención se enfoquen más en la promoción de prácticas sexuales seguras, que en el control de la natalidad.

Es importante hacer entender a la población que su salud, es también su responsabilidad y con este enfoque, acercar, sobre todo a los jóvenes, a las instituciones de salud para su orientación y educación en relación con la salud sexual y reproductiva.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s