Panorama Politico

ROSA DE LOS VIENTOS
2015 Año Internacional de la Luz
Por Israel López Chiñas

<Lo que viene, incluye el futuro de Miguel Márquez>

Los resultados de las elecciones intermedias le prodigan al representante del Poder Ejecutivo, el escenario conveniente para realizar un buen gobierno durante la segunda parte del sexenio. Tendrá un Congreso del Estado de mayoría panista.

Con las ocupaciones de León y Silao, el gobernador Miguel Márquez tendrá aliados, gobiernos municipales albiazules en el corredor industrial de Guanajuato y un grupo sustancial de diputados en la Cámara Federal. Un contexto de ensueño.

Para el siguiente trienio el jefe político blanquiazul, a pesar de los factores a su favor, estará trabajando por su futuro en la política, como de su cofradía en el poder de la entidad, en especial el PRI, que anda boca bajeado pero tiene Los Pinos.

Sin embargo, el mandatario estatal deberá de prepararse para principiar la travesía con una administración menos dispersa y personal de confianza para la resolución de conflictos de la sociedad y los ideados en el primer trienio por su burocracia.

El otro aspecto importante será el apoyo que le proporcione su partido, para lo cual Márquez Márquez, deberá de tener en la presidencia estatal del PAN a uno de sus enviados para que no se desborden las pasiones y sobrevenga la disciplina.

Después de que concluya el proceso electoral con su etapa de  definición en los tribunales electorales, cuando esté cerrando el presente mes, vendría el primer desafío: sustitución de los “impuros” de las posiciones estratégicas en el gobierno estatal.

Con base en las evaluaciones que se vienen haciendo, en la administración de Miguel Márquez, el comentario del valor inconmensurable es que los panistas puedan realizar  las tareas de gobierno, superando lo hecho por concurrentes.

Los resultados esperados deberán reflejarse hacia adentro del territorio guanajuatense, cumpliendo con los representados; y en segundo término, fortalecer la imagen del gobernador de Guanajuato en todas las entidades, incluso allende la frontera.

Ninguna de las medidas se tomarán al azar, tendrán carácter de calculado. Al momento, existe la posibilidad de vigorizar con personal en cerca de una veintena de posiciones. Desde las Secretarías del Gabinete, hasta en sus direcciones generales.

Lo anterior tendrá que acoplarse con las definiciones en las presidencias del partido conservador, nacional y estatal, para agosto, primera propuesta del dirigente Gustavo Madero. La elección de los presidentes, será la clave por los cargos para 2018.

El panista guanajuatense, a la chita callando, le hace guiños a las candidaturas, no lo han descartado sus correligionarios en la lucha por convertirse en el abanderado de los panistas, a la Presidencia de la República o para la Cámara Alta, el Senado.

Mientras Éctor Jaime Ramírez Barba, en calidad de pastor de la bancada panista mantendría a distancia a la oposición en Palacio Legislativo y sus cofrades para septiembre; antes, 3M podría enviar a Christian J. Cruz por la dirigencia estatal del PAN.

Aunque a Ricardo Torres Origel, se le queman las habas por la acumulación originaria de los cargos, el senador Fernando Torres Graciano quiere a Vicente Esqueda Méndez al frente del partido, cuando Gerardo Trujillo Flores desea reelegirse. Aunque se ganaron muchos cargos, no lo creen el autor.

El presidente estatal de Acción Nacional buscará el apoyo del de La Loma para mantenerse en la posición; Trujillo, les presumirá los triunfos electorales. Pero como en la grilla no se respetan los éxitos de ocasión, remará a contra corriente.

Existe el interés de los panistas de La Loma, soltar a Gerardo Trujillo, para presentar su propuesta. Se habla del presidente municipal de Salamanca, Justino Arriaga Rojas para sustituir a Trujillo. No se muchos avances del tema pero el rumor está ganando lugar.

Colateral en la enunciación. La ex magistrada Ma. Raquel Barajas Mojaraz, luego que perdió la elección en el Distrito Federal 09, está en el ánimo del gobernador  Márquez para un cargo; se encontró que podría sustituir a Plinio Manuel E. Martínez Tafolla, en la Consejería y Enlace de Gubernatura.

<La negra y sucia historia del IEEG, fiador del abstencionismo>
No solamente se piden cabezas entre los partidos con malos resultados el 7 de junio, también se exige revisión a fondo de lo hecho por los consejeros del Instituto Electoral del Estado de Guanajuato, que defraudaron la confianza ciudadana.

Y es que el trabajo de los consejeros Mauricio Guzmán Yáñez, Indira Rodríguez Ramírez, Yari Zapata López, María Dolores López Loza, René Palomares Mendivil, Santiago López Acosta y Luis Miguel Rionda Ramírez, resultó sin ética y acreditó una pésima organización de las elecciones.

Las protestas e impugnaciones en los consejos municipales, distritales y el propio Consejo General fueron la punta del iceberg de lo sucedido en la jornada electoral, donde el desorden privó en las casillas, desde su tardía instalación hasta los malos conteos.

La jornada, pináculo de un proceso de meses, fue la demostración de que los consejeros se dedicaron más a la depredación que a la capacitación ciudadana y de la motivación para que acudieran a votar el domingo pasado.

Eso sin contar que en lugar de preocuparse por hacer cumplir la ley y levantar denuncias de oficio ante la FEPADE, como sucedió con los excesos gubernamentales, del clero y los partidos, optó por avalar el pacto de civilidad extralegal y que nadie estaba obligado a cumplir.

El Consejo sellado por las relaciones de interés de su presidente Mauricio Guzmán Yañez con el gobernador Miguel Márquez, además de haber sido funcionario en el gobierno de Juan Manuel Oliva Ramírez, puso en duda su imparcialidad.

La postulación de María de los Ángeles Ducoing, esposa de Guzmán Yañez por Márquez Márquez, para hacerla consejera del Instituto de Acceso a la Información Pública, pocas semanas antes de las elecciones, ensució la debida pulcritud.

Mientras que el secretario ejecutivo del IEEG, Juan Carlos Cano Martínez, debió hacerse a un lado, cuando Leticia Pizano Díaz, su esposa, resultó candidata a una regiduría en Moroleón, por el Movimiento Ciudadano. Nuevo conflicto de interés.

Cano Martínez fue electo secretario ejecutivo, cuando los actuales consejeros echaron del IEEG a Eduardo García Barrón, tras darle 2 millones de pesos de indemnización, luego de haberlo impuesto ilegalmente el consejo depuesto del anterior Instituto Electoral.

Así, García Barrón, tras 20 años en el Instituto Electoral, cerró su estancia con otro abuso al erario, pues antes había sido partícipe de las transas del entonces consejero José María Aizpuru Osollo y los tratamientos dentales, recibiendo sólo  una sanción menor.

Además, el IEEG contrató instalaciones para el funcionamiento de uno de sus consejos en León a Ricardo Torres Origel, connotado panista y candidato a diputado local, por 174 mil pesos mensuales. Contrato que siguió vigente hasta el final de la elección.

Los consejeros, que deben cumplir el requisito de profesionalismo impuesto por la ley, sabían al postularse al cargo que ganarían 124 mil 888 pesos mensuales en bruto, lo que se les hizo insignificante, porque unos debían dejar sus sueldos en la Universidad.

Así, plantearon al Ejecutivo un presupuesto donde se elevarían sus ingresos a 140 mil pesos, quejándose de no tener auto asignado ni otras prestaciones. Así, en enero estrenaron automóvil, cada uno, valuados en 213 mil pesos.

No satisfechos, contrataron seis asistentes personales, con un sueldo de 30 mil pesos mensuales. Entre esa ola de convenios, inclusive en el propio IEEG se consideró un exceso la contratación de la esposa de Santiago López Acosta, que no habría durado ni un mes en el cargo.

Ya en año electoral, a los consejeros no les importó hacer los acomodamientos y despedir a personal que ya estaba en la institución, tal vez de poca confianza para los recién llegados, pero con experiencia en la organización electoral.

Se habla hasta de 30 despidos adicionales, en plenas campañas, lo que provocó inconformidad en la institución e improvisaciones en los consejos distritales y municipales, donde los consejeros impuestos por el anterior Consejo General, actuaron muchas veces al margen de la ley.
El otro asunto que podrá al IEEG en fiscalización plena y en espera de sanciones, es la asignación directa de la impresión de 8 millones de boletas, sin cumplir con los requisitos legales, arguyendo prisa, pero que ya está en investigación del Contralor General del INE, Gregorio Guerrero.

Este es el negro historial del actual Consejo General del IEEG, del que se pide pase a juicio del INE y que debe sumarse además a la actuación y sentencias del Tribunal Estatal Electoral, generalmente revocadas por la justicia federal.

Un tribunal con magistrados ratificados desde el Senado, con innegable cabildeo de Fernando Torres Graciano y sus muchachos, pero como bien dijo la nana Goya, esa será otra historia por desvelar.

<Santiago, Gerardo y César, creadores de la gran derrota>
Aquello de la derrota no consigue progenitores, podría ser una simple expresión popular. Aplicado a la realidad como la derrota lograda por el priismo de Guanajuato en general en los comicios del 2015, pueden hallarse sus precursores.
El PRI es un partido nacional, rezan quienes tienen toda la razón de estar muy molestos o locos de contentos con una debacle. Los candidatos impuestos en León y Celaya, son la esencial del análisis, la aventura delineada en el centro.
Las consecuencias de la ausencia de la vigilancia de parte del Comité Ejecutivo Nacional, CEN, sobre los dirigentes del comité guanajuatense, lo resentirá la Federación como la concertacesión, con un  panismo que ganó la República en el 2000.
Tan malo el Presidente Nacional César Camacho Quiroz como su subordinado el Presidente Estatal en Guanajuato,  Santiago García López. Los que exigen la renuncia de este último, deben con hombría solicitar la cabeza del primero.
No pueden estar equivocados quienes le están restregando a la cara, la autoría de la gran derrota al dirigente estatal y su comité; pero deben de trascender la reacción inmediata con muerto enfriando, a fin de inscribirla en su dimensión.
Los priistas derrotados en el estado, podrían conseguir con una revisión taciturna prefiriendo principios de veracidad; la realidad estatal adversa y su partido gobernando la república, conseguirían mucho más que con un pleito.
Se entiende también que Santiago García López, obedeció los dictados de su padrino (similar a la mafia), el senador Gerardo Sánchez García, habituado a dividir para vencer como en la CNC, es culpable pero el juicio puede mejorar.
El aspirante al gobierno del estado, senador Sánchez, con parte de la autoría de la entrega planeada gracias a su actitud fraccional, no quiso convertirse con ese poder, en el líder que pudo ampliar su influjo, prefirió la pobreza por restar.
El grupo que accedió al poder partidario con la moral alta, se contentó con los éxitos ocasionales, escasos por cierto, rodaron del ladrillo en donde se treparon. Amén de que el verde los chamaqueó con regidurías donde se coaligaron.
Las candidaturas que el PRI nacional, les concedió a José Ángel Córdoba en León y a Fernando Bribiesca en Celaya, se constituyeron en la antítesis de la estrategia que podría ser aplicado en otra entidad, pero no en el territorio guanajuatense.
Esa determinación del centro fue un golpe mortal contra el priismo más ofendido del territorio mexicano, la parte del PRI nacional, que luchó en la entidad y venció al panismo más ganador en el país, en la plaza más importante, León.
El tamaño del daño como la dimensión, pueden mirarse en la votación; en las intermedias de 2009, en el estado fue de 475 mil, aprox.; en el 2012 de 780 mil; en este 2015, 428 mil, alrededor. El ejercicio básico debe hacerse para León.
El comportamiento del grupo que no cooperó en esa gran derrota del priismo nuevamente golpeado por la dirigencia nacional, también aportó, lo mismo los que revelaron que estaban legislando, quienes traicionaron o no quisieron cooperar.
Santiago García y su patrón Gerardo Sánchez, tuvieron su prueba de fuego y reprobaron. César Camacho con la dirigencia nacional que estuvieron de gira por el estado, que conocieron las verdades y el anunció de la caída estrepitosa, también reprobaron.

<La mesa de Puebla; define planes por Anaya Cortés>

En la ciudad trazada por ángeles, mañana lunes, diputados federales del partido conservador, se reúnen para delinear un plan para la próxima legislatura. Los virtuales de paso, tratarán sobre la sucesión en su partido, rumbo al 2018.
En la ciudad de Puebla, donde estarán acompañados por el mandatario estatal, Rafael Moreno Valle, cerca del 30 por ciento de diputados federales, analizarán su posición en la burbuja y las comisiones de la cámara baja del Congreso de la Unión.
La posición que tendrán en el grupo panista en san Lázaro, deberá ofrecerles, sostienen, la fuerza necesaria para poder actuar como grupo por la dirigencia nacional del PAN y la estatal, que contabiliza para la próxima elección panista en Guanajuato.
Los legisladores federales de La Loma, que obtuvieron curules, que forman un grupo que consiguió  algunos triunfos en el corredor industrial, Salamanca e Irapuato, las muestras de su trabajo, definirán su proyecto junto con Moreno Valle.
La razón del grupo de la Loma, un tercio del total de los 105 diputados del PAN, asegurarán que gane la presidencia nacional del PAN, Ricardo Anaya, mientras que en el territorio guanajuatense, quieren competir por posiciones.
La reunión trasciende porque el gobernador Moreno, es un aspirante a la presidencia de la República, aliado de Anaya Cortés que repercutirá en Guanajuato cuando se defina la presidencia panista. La Loma se moverá con un candidato.
Cuando Margarita Zavala, vía redes, está enviando señales o invitando a los blanquiazules para que la apoyen con su proyecto por la presidencia del PAN, la Loma, negociará con Anaya, sin intermediarios por la presidencia estatal.
En la angelópolis definirán los legisladores federales de La Loma, los pasos para la definición de las claves del pacto, para acordar con los diversos grupos la dirigencia en Guanajuato.
Será de Puebla con amor, y posiblemente el adiós para Gerardo Trujillo, quien está buscando treparse  a La Loma por la presidencia estatal del PAN. Ante la necesidad de amarrar lugares en el comité estatal, La Loma, irá arropada.

La Topografía

Altimetría. <Ganan con boquete que amplían por el PRI estatal>
En el centro del gran teatro de las operaciones por los cargos de elección, mientras en casi todas las ciudades del corredor industrial la disputa era desigual, debido al poder estatal, los coaligados hicieron la resistencia, contraatacaron y vencieron.

El boquete conseguido por el grupo de “los sectarios” de la cañada, provocó la euforia del priismo en el estado (carente de éxitos) hasta del dirigente estatal del PRI, Santiago García, inconforme con la orquestación de su archi- enemigo, Francisco Arroyo Vieyra.

El éxito que le regresó el alma al cuerpo al diputado Arroyo, también le sirvió al panismo ganador de toda la entidad para demostrar que el ex gobernador Oliva, ya no tiene mucho, se rieron de él por la derrota capitalina como en otras partes – muchas-  donde designó candidatos.

Algo sucedió en la capital del estado de Guanajuato, asiento de los tres poderes, en donde los tricolores de la municipalidad, consiguieron mantener a raya, los embates del gobierno del huésped Miguel Márquez. La encuesta si rebasó la defensa pero perdió.

En ese centro donde el gobierno de Luis Gutiérrez, significó la debilidad de los priistas, a la postre también podría ser la tumba política de los dos presidentes estatales, del PRI y del PAN, Santiago García y Gerardo Trujillo, un capitalino por cierto.

En Guanajuato capital y los alrededores (Dolores e Irapuato), se escenificaron las reyertas más crudas incluso más crueles, como la utilización de la joven Alondra de parte del PAN. Lo esencial del caso, lo modelaron los jefes de las campañas.

Los conocedores del terreno, los cuevanenses impusieron sus  condiciones. La coalición, comandada por Francisco Arroyo se movió como pez en el agua; en tanto, el panismo, dirigido por Juan Manuel Oliva, resultó el asociado leal de la  improvisación.

Mientras los priistas: Edgar Castro transitó calladamente por la presidencia municipal de la capital, Erika Arroyo Bello, se erigió en vanguardia en las tres ciudades para lograr la curul  federal. El peón de sacrificio de la causa, María Elena Cano.

La perdedora, además del ex gobernador Oliva al que cargaron los muertos – la derrota de Ruth Lugo y de Raquel Barjas –, candidata de la alianza por la diputación local, Cano Ayala, fue una cuña impuesta por el senador Gerardo Sánchez.

La aún diputada federal, María Elena Cano, fue la especie de jamón del emparedado entre sus compañeros que incomodó su presencia y el panismo que apoyó Luis Alberto Villarreal, quien a la postre ganó la curul local con Alejandro Navarro.

El efecto multiplicador de un par de triunfos, la presidencia municipal de Guanajuato para Edgar Castro y la diputación federal para Erika Arroyo, se va convirtiendo por la obra y gracia del operador, en un tsunami en el PRI estatal.

María Elena Cano, compañera de bancada de Arroyo Vieyra en San Lázaro D.F., está queriendo vender cara su derrota, quiere la jefatura de la oficina de investigaciones legislativas en el Congreso del Estado, no logró curul pero desea acceder al Palacio Legislativo como subordinada.

Agrimensura. <La designación en la UG, ofrece dudas…>
La esperanza o lo esperado según los matemáticos, es que la “designación” del Rector General de la Universidad de Guanajuato, no se parezca a la elección del secretario general de la ASPAAUG, sino que sea radicalmente diferente.
Los últimos procesos de consecución de representantes, a los cargos de elección popular y el titular de la Asociación Sindical del Personal Académico y Administrativo, son los malos ejemplos, aunque hicieron sus pactos de civilidad.
La definición de la alta autoridad de la UG dista mucho de la sola emisión del sufragio, aunque los integrantes de la Junta Directiva, lo hagan para nominar; sin embargo, trascienden la acción porque definen con base a un proyecto.
Resulta ocioso entonces tanta cohetería si las partes de esa famosa junta, se socialice que tiene comprometido su voto. Cada paso del proceso para designación del rector, deberá ser revisado con escrúpulo para evitar su judicialización.
Por cierto La Comisión Especial nombrada por el Consejo General Universitario, a fin de encargarse del proceso para nominar al Rector General, ofrece un referente particular, de sus seis miembros, cinco son del campus Guanajuato.
Las partes de la Especial, la presidenta que es la Secretaria General, es la autoridad,  los otros seis integrantes: directivos, profesores y estudiantes, salvo  uno de Celaya – Salvatierra, cinco son de la capital. O sea, de cuatro campus, solamente jalaron por los de Guanajuato.
La duda para este caso no debe de ofender puesto que cada parte del proceso de la UG, tienen funciones específicas en donde pueden eliminar aspirantes; solo por esa razón…

Comentarios a: rosa_de_los_vientos@hotmail.com

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s